¿Qué debo considerar al elegir un seguro para mi propiedad?

Dentro de las preguntas frecuentes al adquirir un inmueble, tenemos la constante de que si ¿es necesario asegurar nuestra propiedad y cuál sería la mejor opción para hacerlo?

Antes que nada, siempre será recomendable tener tu patrimonio asegurado ya que, comprar una casa o departamento, significa esfuerzo, trabajo y dedicación para lograrlo, y aunque exista mucha discrepancia en este tema pues en muchas ocasiones la gente se va por el lado de que “tal vez nunca lo ocupe”, lo cual en muchas ocasiones es así, siempre es mejor tenerlo y no ocuparlo a necesitarlo y no tenerlo.

Por el otro lado tenemos que, mantener vigente un seguro podría resultar costoso, ya que en muchos casos no solo se está pagando uno solo, podrías tener uno de gastos médicos mayores, para el coche, seguro de vida, etc. Y la suma de todos pudiera resultar un poco pesado para nuestro bolsillo, sin embargo, las opciones son muy amplias al igual que los precios.

Dentro de los seguros para el hogar, existe una gran diversidad y según la compañía donde decidas contratar, la cobertura que elijas, la suma asegurada, el deducible, coaseguro y algún servicio adicional, dependerá el costo final de tu seguro.

Algunos factores a considerar antes de contratar son:

1. Valor de la construcción.

Es importante consultar el valor del inmueble con un asesor de seguros y/o con un valuador antes de contratar y declarar el valor de la vivienda. Este punto es crucial ya que si tienes esta asesoría y declaras un valor menor al real, la suma asegurada por ende será menor a la que deberías tener.

También debes considerar aquí que la estructura como tal de tu inmueble tiene un valor y a este se van sumando diversas cuestiones como el terreno y lo que hay dentro del inmueble, es decir, tus bienes.

2. Riesgos derivados de su ubicación.

No sobra decir que dependiendo la ubicación de tu propiedad, también los riesgos pueden variar y estos a su vez, requerir un seguro más especializado pues, si tu inmueble está en una zona sísmica o de riesgo en cuanto a inundaciones o huracanes, esto se considerará al momento de calcular el costo y la suma asegurada.

3. Daños causados a terceros.

Podríamos pensar que el seguro de hogar únicamente cuidará de nuestro inmueble, sin embargo, debes revisar con la aseguradora, si se cubren los daños a terceros derivados de un incidente originado en tu propiedad.

4. Especificar sus características.

Indicar si la vivienda es propia o rentada, el domicilio donde se localiza el inmueble, su valor aproximado, número de niveles, tipo de vivienda (casa o departamento), tipo de construcción, acabados, bienes, metros de construcción, uso de suelo, entre otras. Usualmente el costo del seguro también se determina por estas características.

Las aseguradoras ofrecen diferentes tipos de pólizas que pueden cubrir no solo la estructura y los contenidos, sino hasta gastos extraordinarios que serían los daños a terceros que ya mencionamos.

También pueden llegar a cubrir asistencia médica para ti y tu familia o las personas que habitan el inmueble o vecinos, imprevistos como fugas o tuberías rotas, asistencia para tus mascotas, aparatos electrónicos y línea blanca en caso de que les suceda algo por algún accidente, entre muchas otras coberturas que cada empresa de seguros te puede ofrecer.

Antes de contratar cualquier seguro de hogar, te recomendamos comparar entre distintas opciones para elegir la que mejor se adapte a ti, a tu familia, a tu propiedad y a tus finanzas personales pues no olvides que, en caso de hacer uso de este seguro, deberás pagar el deducible que es la porción de la pérdida que tú pagarás de tu bolsillo y el resto, hasta el tope de la suma contratada, la aseguradora.

Recuerda que será también de gran importancia, que una vez que ya sepas qué seguro contratar, revises tu plan financiero y lo incluyas en él. De esta forma lo tendrás contemplado como un gasto fijo mes con mes, incluso si decides pagar de forma anual o semestral, puedes separar lo proporcional cada mes para que ese dinero ya lo tengas guardado con antelación para el siguiente pago y así, no se te haga pesado.

La cultura de la prevención tratándose de tu vivienda, siempre te brindará tranquilidad y seguridad.

Te invitamos a leer: Puntos que no debes dejar pasar en un contrato de arrendamiento

En Rentas.com podemos brindarte la ayuda y asesoría necesarias para poner en renta tu propiedad, ¡Contáctanos! Y renta rápido y seguro de la mano de nuestros expertos.

En Rentas.com trabajamos para ofrecer un excelente servicio inmobiliario y además, protección jurídica. Si quieres conocer más sobre nosotros, da click AQUÍ

Para conocer más de estos temas conoce rentas.com la plataforma especializada en arrendamiento inmobiliario.

DECORACIÓN

TENDENCIAS INMOBILIARIAS

CONSEJOS

COMPARTIR

¿Qué debo considerar al elegir un seguro para mi propiedad?

Dentro de las preguntas frecuentes al adquirir un inmueble, tenemos la constante de que si ¿es necesario asegurar nuestra propiedad y cuál sería la mejor opción para hacerlo?

Antes que nada, siempre será recomendable tener tu patrimonio asegurado ya que, comprar una casa o departamento, significa esfuerzo, trabajo y dedicación para lograrlo, y aunque exista mucha discrepancia en este tema pues en muchas ocasiones la gente se va por el lado de que “tal vez nunca lo ocupe”, lo cual en muchas ocasiones es así, siempre es mejor tenerlo y no ocuparlo a necesitarlo y no tenerlo.

Por el otro lado tenemos que, mantener vigente un seguro podría resultar costoso, ya que en muchos casos no solo se está pagando uno solo, podrías tener uno de gastos médicos mayores, para el coche, seguro de vida, etc. Y la suma de todos pudiera resultar un poco pesado para nuestro bolsillo, sin embargo, las opciones son muy amplias al igual que los precios.

Dentro de los seguros para el hogar, existe una gran diversidad y según la compañía donde decidas contratar, la cobertura que elijas, la suma asegurada, el deducible, coaseguro y algún servicio adicional, dependerá el costo final de tu seguro.

Algunos factores a considerar antes de contratar son:

1. Valor de la construcción.

Es importante consultar el valor del inmueble con un asesor de seguros y/o con un valuador antes de contratar y declarar el valor de la vivienda. Este punto es crucial ya que si tienes esta asesoría y declaras un valor menor al real, la suma asegurada por ende será menor a la que deberías tener.

También debes considerar aquí que la estructura como tal de tu inmueble tiene un valor y a este se van sumando diversas cuestiones como el terreno y lo que hay dentro del inmueble, es decir, tus bienes.

2. Riesgos derivados de su ubicación.

No sobra decir que dependiendo la ubicación de tu propiedad, también los riesgos pueden variar y estos a su vez, requerir un seguro más especializado pues, si tu inmueble está en una zona sísmica o de riesgo en cuanto a inundaciones o huracanes, esto se considerará al momento de calcular el costo y la suma asegurada.

3. Daños causados a terceros.

Podríamos pensar que el seguro de hogar únicamente cuidará de nuestro inmueble, sin embargo, debes revisar con la aseguradora, si se cubren los daños a terceros derivados de un incidente originado en tu propiedad.

4. Especificar sus características.

Indicar si la vivienda es propia o rentada, el domicilio donde se localiza el inmueble, su valor aproximado, número de niveles, tipo de vivienda (casa o departamento), tipo de construcción, acabados, bienes, metros de construcción, uso de suelo, entre otras. Usualmente el costo del seguro también se determina por estas características.

Las aseguradoras ofrecen diferentes tipos de pólizas que pueden cubrir no solo la estructura y los contenidos, sino hasta gastos extraordinarios que serían los daños a terceros que ya mencionamos.

También pueden llegar a cubrir asistencia médica para ti y tu familia o las personas que habitan el inmueble o vecinos, imprevistos como fugas o tuberías rotas, asistencia para tus mascotas, aparatos electrónicos y línea blanca en caso de que les suceda algo por algún accidente, entre muchas otras coberturas que cada empresa de seguros te puede ofrecer.

Antes de contratar cualquier seguro de hogar, te recomendamos comparar entre distintas opciones para elegir la que mejor se adapte a ti, a tu familia, a tu propiedad y a tus finanzas personales pues no olvides que, en caso de hacer uso de este seguro, deberás pagar el deducible que es la porción de la pérdida que tú pagarás de tu bolsillo y el resto, hasta el tope de la suma contratada, la aseguradora.

Recuerda que será también de gran importancia, que una vez que ya sepas qué seguro contratar, revises tu plan financiero y lo incluyas en él. De esta forma lo tendrás contemplado como un gasto fijo mes con mes, incluso si decides pagar de forma anual o semestral, puedes separar lo proporcional cada mes para que ese dinero ya lo tengas guardado con antelación para el siguiente pago y así, no se te haga pesado.

La cultura de la prevención tratándose de tu vivienda, siempre te brindará tranquilidad y seguridad.

Te invitamos a leer: Puntos que no debes dejar pasar en un contrato de arrendamiento

En Rentas.com podemos brindarte la ayuda y asesoría necesarias para poner en renta tu propiedad, ¡Contáctanos! Y renta rápido y seguro de la mano de nuestros expertos.

¿Quieres saber más sobre estos temas? Visita Rentas.com la plataforma especializada en arrendamiento inmobiliario.

Busca, Encuentra, Renta.

COMPARTIR

DECORACIÓN

TENDENCIAS INMOBILIARIAS

CONSEJOS